martes, 7 de julio de 2015

Hoy me hubiese bastado con "un tómalo con calma, no olvides que te quiero". No necesitaba que me arreglara la vida o atravesara la ciudad buscándome. 
Hoy deseo morir. Siento que ahora me da igual no despertar mañana. Valgo nada para todos. Desearía no necesitar a nadie, poder tomar mis cosas y no volver nunca. Que ni siquiera la sombra de un recuerdo me alcanzara, y, entonces, estar tranquilo. 

PD: Si escribo acá es porque no existe una persona en este mundo a quien le interese escucharme y sé que aquí no hay nadie. 
Siempre he dicho que si alguien te odia por ser como eres entonces esa persona vale una mierda. Si mi familia me odia, los mando a la mierda sin compasión tambien.